La Universidad Camilo José Cela nombra Doctor Honoris Causa a Anthony Lake, Director de UNICEF

La Universidad Camilo José Cela (UCJC) ha investido Doctor Honoris Causa, el honor académico más distinguido, a Anthony Lake, Director Ejecutivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). El solemne acto se ha celebrado en el Campus de Madrid-Villafranca de la propia UCJC, y estuvo presidido por el rector de la Universidad Camilo José Cela, Samuel Martín-Barbero, y por la Presidenta de la Institución Educativa SEK, Nieves Segovia.

La Facultad de Educación de la Universidad Camilo José Cela ha reconocido a Anthony Lake por sus méritos y valores, por su extraordinaria labor en favor de la paz, por su contribución a la cooperación internacional y por su abnegada vocación de servicio público.

Nieves Segovia, Presidenta de la Institución Educativa SEK, pronunció el discurso de apertura del acto, en el que habló sobre los jóvenes y cómo representan el futuro. “A los jóvenes les debemos un sistema educativo diferente, al servicio de su creatividad, de sus ideas y de sus nuevas formas de pensamiento. Les debemos una sociedad que también aprende, que modifica su conducta para poder educar”. Además, mostró su preocupación sobre la crisis en todos los modelos de referencia que afronta actualmente Occidente: “Sólo los jóvenes nos pueden devolver la esperanza, porque representan la fuerza de transformación social más poderosa de todos los tiempos”.

CamiloJoseCela_01Samuel Martín-Barbero, Rector de la Universidad Camilo José Cela, por su parte, describió a Anthony Lake como “un auténtico diplomático, un hombre de paz y un intelectual”, vinculándolo a la propia identidad de la Universidad Camilo José Cela “donde el conocimiento, el compromiso y la generosidad forman parte de su ADN”.

Anthony Lake recibió el Título Doctoral y el Birrete Laureado de manos del Rector de la Universidad Camilo José Cela, Samuel Martín-Barbero. Además, Carmelo Angulo Barturen, presidente de UNICEF Comité Español –padrino del doctorando, y quien pronunció la Laudatio–, le entregó el Libro de la Ciencia, el Anillo y los Guantes Blancos.

Carmelo Angulo se dirigió directamente a Anthony Lake en su Laudatio: “Señor Lake, su trayectoria personal y profesional es de gran alcance público y de enorme significación social. Al repasar su extenso y fructífero curriculum vitae me asalta la admiración y el deseo de emulación hacia sus experiencias y creencias, y su compromiso como hombre público. Espero que esté de acuerdo en que estamos aquí, en la tierra, para trascender, para no conformarnos con las injusticias de este mundo”. Angulo, además, reivindicó “el papel que tiene el sistema educativo y la universidad en las políticas públicas en la línea más clara de las directivas europeas y el Objetivo 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.”

Discurso del doctorando Anthony Lake

En su discurso de investidura, Anthony Lake destacó que “esta universidad no solo comparte el nombre de Camilo José Cela, también comparte su espíritu de paz, de solidaridad, y por encima de todo ello, de responsabilidad. Responsabilidad dentro de las fronteras nacionales y fuera de ellas. Responsabilidad para hacer del mundo un lugar mejor para los más vulnerables y desfavorecidos. Responsabilidad con la actual generación de niños quienes, después de todo, conformar el mundo del mañana. Una responsabilidad con la solidaridad”.

UCJC- Anthony LakeEn cuanto al papel de la universidad, Lake subrayó que “las instituciones académicas excelentes como la suya no solo preparan a las mentes más jóvenes para hacer frente a los retos del mañana, sino que preparan también sus espíritus para cumplir con su responsabilidad cívica. Para prestar tanto su corazón como sus mentes al servicio de la construcción de una sociedad mejor”.

Lake aprovechó su discurso de investidura para reprochar la emergente ola de conflictos que sacude el planeta. “Nuestro mundo se ha vuelto más caótico y brutal que en cualquier momento desde la Segunda Guerra Mundial (…) Un mundo marcado por la desigualdad, la desventaja y el prejuicio. Lo vemos claramente en las caras de los niños. Desde el recién nacido, a partir de sus primeros días sin una vacuna contra enfermedades. Para la adolescente obligada a quedarse en casa y hacer las tareas, a quien se le niega un sitio en el aula al lado de sus hermanos. A los niños atrapados por los conflictos en Siria, Sudán del Sur, la República Centroafricana, Irak, Yemen o cualquier otro lugar. Para las familias que esperan la próxima inundación, tsunami o sequía que amenaza a sus barrios. Para los hijos de la pobreza que enfrentan otro día sin una nutrición adecuada, sin educación y sin protección contra el abuso y la explotación. Sin infancia”.

Más de diez años de alianza con UNICEF

La Institución Educativa SEK, a la que pertenece la Universidad Camilo José Cela, cuenta con más de diez años de alianza con UNICEF. Ambas instituciones desarrollan valores comunes en el marco de sus respectivas comunidades, al servicio de la sociedad. La Institución SEK promueve desde entonces acciones docentes tanto en España, en las aulas de los Colegios SEK y de la Universidad Camilo José Cela, como en Senegal, en la región de Kolda.

“Aunque la relación SEK-UNICEF se remonta a varias décadas, en el año 2004 iniciamos un camino sembrado de esperanzas. Hoy, casi tres lustros después, nos presentamos ante nuestra Comunidad Educativa y ante el Director Ejecutivo de UNICEF para rendir cuentas del trabajo realizado juntos y para renovar nuestros compromisos, dijo en su discurso la presidenta de la Institución Educativa SEK, Nieves Segovia.